Emmys 2013: La Gala

5372146-Emmys-2013-Neil-Patrick-Harris-Kicks-Off-Show (1)

Hace ya unas horas desde que un servidor se acostó, y durmió pocas horas, tras ver una gala de los Emmy aburrida, discreta, sosa, y con un Neill Patrick Harris deslucido y del que se esperaba bastante más.

Hacía algún tiempo que no me pegaba una sesión de entrega de premios yo solito, sentado en el sofá de casa con el pijama puesto y la incertidumbre de si me quedaría sopa o resistiría para ver el gran evento de la televisión americana de 2013. Estaba preparado. En el portátil la página oficial de los Emmys, que mediante streaming iba ofreciendo las diferentes imágenes de la red carpet, la green room, sala de trofeos, backstage, entrevistas post entrega de premios, e incluso algún control de realización o algo similar se veía. En el móvil Twitter, todo mi timeline eran noticias de series, anuncios de ganadores, críticas y risas, muchas risas con algunos momentos de Private y Matt Damon entre corte y corte de publicidad. Anuncios, pequeños episodios y reportajes que emitían en AXN White, cadena que emitió la gala en versión original, y que repitieron hasta la saciedad. Aunque alguno le sacó el silver lining, ese lado bueno, y se quedó con ganas de más de estas pequeñas píldoras de la cadena.

Kevin-Spacey

La gala comenzó bien, el típico vídeo gracioso que engancha, Harris interactuando, como si fuese el Arquitecto de Matrix, con cortes de diferentes series que le daban la réplica. A ello le acompañó, ya en el escenario y en directo, una serie de recomendaciones de los diferentes stars del late night americano y presentadores de otras ediciones y galas como Jimmy Fallon, Conan O´Brien o Jimmy Kimmel. El mejor momento llegó ahí, con un Kevin Spacey rompiendo la cuarta pared, haciendo las veces de su Francis Underwood de House of Cards y ese estilo narrativo al que nos tiene acostumbrados la serie de Netflix. De ahí en adelante poco más se puede decir de la gala, salvo la esperada actuación de Patick Harris que no llegó hasta mediada la gala. Fue esperada, tal vez algo deslucida, aunque el número musical salió airoso gracias a la aparición de Nathan Fillion a quien lo de hacer el payaso se le da genial.  

Las actuaciones musicales de la gala, pues un poco de bluf. Elton John, que empezó haciendo chiste, dedicaba a Liberace el Home again, y Carrie Underwood versionó el Yesterday de los Beattles.

Si de algo nos vamos acordar es de los homenajes a los fallecidos durante el curso que se premiaba, y no por lo bonito, aplausos y lágrimas, si no por lo sobrio, seco y clasista que fue. Los principales nombres como Cory Monteith o James Gandolfini tuvieron su momento de vanagloria gracias a las palabras y sentimientos de compañeros y amigos de rodaje. El detalle feo es que el resto de fallecidos fueron recordados con imágenes en el In Memoriam, y no hay clases a la hora del homenaje.

En la categoría de comedias se dieron tal vez la mayoría de sorpresas, empezando por el primer premio de la noche y primera en la frente para Modern Family y Sophia Vergara que sigue sin ganar en la categoría. Merrit Wever se alzó con el premio a mejor secundaria de comedia y dejo con el culo torcío a todos con su escueto discurso ” Muchas gracias, muchas gracias, me tengo que ir”, y con las mismas se fue. En la misma categoría masculina, Tony Hale ganó de nuevo a los chicos de Modern Family, y sumó el segundo Emmy para Veep. El otro se lo llevó Julia Louis-Dreyfus que repetía un premio que nadie lograba en la categoría hace más de 10 años. Tras las sorpresas, las otras categorías estaban algo más claras, y Jim Parsons logró su tercer galardón por ese personaje tan característico que es Sheldon Cooper, y finalmente sí, Modern Family ganó el de mejor comedia del año.

La selección de miniseries o tv-movies estaba clara entre dos competidoras, Behind the Candelabra y American Horror Story: Asylum. Claro era el premio para Michael Douglas por su papel de Ortega Cano, como dice un amigo mío. Dudoso fue el de mejor tv-movie y director a Soderbergh por el biopic de Liberace producido por HBO. Sorpresivo, para el que escribe, que Jessica Lange no ganara por su Hermana Jude, y fuese Laura Linney  la que se llevó el gato al agua por The Big C. Por lo menos  American Horror logró el premio a mejor secundario que fue para James Cromwell.

breaking bad 660 reuters emmy

La batalla de las batallas se dirimía en la categoría de drama como todos los años, y una fue la triunfadora, Breaking Bad, con su Emmy a mejor serie dramática y actriz secundaria para Anna Gunn y su extremadamente odiada Skyler White. Pudo ser mayor la victoria con el secundario en drama, pero Jonathan Banks, y  Aaron Paul, que tiene asegurada la opción a estatuilla para el año que viene, se cruzaron con un Bobby Cannavale que es de lo mejor que ha parido Boardwalk Empire. Y redonda hubiera sido la noche si Bryan Cranston, gracias por tu Walter White, se hubiera alzado con un nuevo Emmy. La terna estaba dura y parecía dirimirse entre él y Kevin Spacey, pero pocos, entre los que me incluyo, dábamos como ganador a Jeff Daniels y su inconmensurable, y sí, estremadamente perfecto, Will McAvoy. Me alegro por The Newsroom porque me parece una grandísima serie. La gracia de la noche y el run run estaba en ver si Kerry Whasington ganaba el Emmy a mejor actriz por Scandal. Y digo gracia, la que me supone a mí, pensar que, y sin menospreciar a la serie de Shonda Rhimes, ella o alguna otra actriz podía arrebatar lo que desde hace dos años le pertenece a Claire Danes. Lo siento pero la calidad de interpretación que aporta en cada capítulo de Homeland es algo dificil de superar.

c06b3aa5-e3d5-41b2-ab89-831be1225df1_181624601

Finalmente dieron las 5:16 de la madrugada y  la gala finalizó a golpe de patada y un “venga que nos vamos, ahí os quedáis”, ni un besito de buenas noches ni nada. Solo faltó que Neil Patrick Harris dijera eso de “bueno vámonos que esta gente se querrá dormir”. Así que con las mismas, y tras reponer algo de fuerzas con un colacao, el menda se fue a sobarla que el día siguiente iba a ser largo. Y vaya que si lo fue.

Anuncios

Publicado por

israelvlopez

Un clásico, me gustan las series, vi Twin Peaks siendo casi un bebé, me pasé la adolescencia enganchado al Plus gracias a Friends, en House encontré la acidez que me caracteriza y Breaking Bad me parece una obra maestra. Devoro patatas fritas y gané en Spoiler disfrazado de Sherlock, lo típico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s