Barbas de Serie en Shopper Magazine

Tan sólo con la foto de portada del nuevo número de Shopper Magazine, y ya van por los trece, a uno le deberían de entrar las ganas de leer esta magnífica revista. Para el que escribe estas líneas es todo un orgullo formar parte del proyecto tan bonito que están llevando a cabo un montón de personas muy válidas. Como dice el título, barbas y series han sido el foco de atención de mi última aportación a la revista que os dejo por aquí en formato digital.

Estaba yo sentado en el salón de casa en el frío mes de diciembre, con aún algún resto del virulento proceso gripal que me había atacado antes de las fiestas, pensando sobre qué escribir para el siguiente número de Shopper Magazine. Esa misma mañana el Bilbao BBK Live había confirmado a varios grupos para su próxima, y décima edición. Yo estaba oyendo uno de esos grupos, Kodaline, a la sazón, unos jóvenes irlandeses que tocaban una música indie folk bastante movidita, quienes ya me empezaban a generar una idea sobre la temática que iba a desarrollar.

La gota que colmó el vaso fue una foto que me encontré en Pinterest de Justin O’Shea, el director de compras de mytheresa, imagen de Beefeater, estilista de moda, y un auténtico londoner. Fue al fijarme en su look, a veces clásico, a veces motero, sus tatuajes y su barba, cuando me percaté de que 2014 había sido el año de las barbas hipster en las series de televisión.

Justin O'Shea
Justin O’Shea

El primero que me vino a la cabeza, y al que más parecido le saqué al tal Justin, fue al personaje que Tom Hardy interpreta en Peaky Blinders, el mafioso judío que domina todo el barrio londinense de Camden. Y es que no hay más que ver cualquier serie británica, que no tiene por qué ser de época Victoriana, para ver esos looks tan trendy que lucimos hoy día por la calle. También es cierto que nos mola, o por lo menos a mí, ver y anhelar tener unas botas o chaquetones similares a los que se lucen en las British Drama como Luther o Sherlock. Y hablando del detective de Sir Arthur Conan Doyle, el 2014 también fue el gran año de sus actores protagonistas Benedict Cumberbatch y Martin Freeman. De hecho, este último compartió pantalla con otro de los barbudos del año, Billy Bob Thornton. Ambos fueron protagonistas en una de las mejores series de la pasada campaña, Fargo.

Tom Hardy
Tom Hardy

Junto a Freeman y su mostacho de Watson, hubo otro par de actores que también lucieron il trampolino di moco con estilo por la televisión, puesto que no todo han sido barbacas. El primero fue el incombustible Matthew McConaughey y su “filosófico” personaje de Rusty Cohle en la ya  consagrada True Detective, con tan sólo una temporada y una segunda en ciernes para 2015. El segundo moustache de 2014 que también se dejó ver fue el de Clive Owen, en otra de las mejores series del año que nos acaba de dejar, The Knick. La serie de Steven Soderbergh presenta los trasiegos de un equipo de cirujanos en el New York de principios del siglo XX, y sí, lucen barbas, sobre todo el mentor de John Thackery, el personaje de Owen.

The Knick
The Knick

Pero no todas las barbas que han aparecido en los estrenos del pasado año han triunfado como las que antes mencionaba. El intento por resurgir las historias de terror victorianas, que se vendían por un penique, no ha tenido el éxito que esperaba Sam Mendes. No obstante, Penny Dreadful, protagonizada por la deseadísima Eva Green volverá con una segunda temporada, y con ella, la media barba de Josh Harnett y la tupida del ex agente 007 Timothy Dalton.

Josh Harnett, Timothy Dalton y Eva Green
Josh Harnett, Timothy Dalton y Eva Green

Como digo, las barbas son mainstream en la ficción televisiva. Por unos motivos u otros, los personajes principales de las series de televisión acaban con barba. Daryl Dixon cada vez luce más vello facial, por no decir nada del líder del grupo de supervivientes de The Walking Dead, Rick Grimes. Personajes como el añorado, y elevado al “Olimpo Seriéfilo”, Walter White  y su partner Jesse Pinkman, acabaron sus días televisivos con una barba digna de estudio. Aunque sus casos son más parecidos al de Nicolaj Coster-Waldau y su Jaime Lannister en Juego de Tronos, estos personajes tienen que parecer desaliñados, dolidos y hechos polvo ¡pongámosles una barba! Y funciona. Joder, si hasta ha funcionado con Kathy Bates y su mujer barbuda en American Horror Story: Freakshow, enésima y fallida historia de la loca de Ryan Murphy y Brad Falchuck.

Mandy Patinkin
Mandy Patinkin

Barbas y mostachos en la televisión y el cine ha habido y habrá siempre, pero si he de quedarme con un actor que lució ambos, tanto en cine como en una serie, ese es Mandy Patinkin. La barba que luce su Saul Berenson en Homeland me puede mucho, pero su bigotillo en La Princesa Prometida me gana. Que ¿quién es este hombre? Él es Iñigo Montoya, tú mataste a su padre, prepárate a que te peine la barba.

Anuncios

Publicado por

israelvlopez

Un clásico, me gustan las series, vi Twin Peaks siendo casi un bebé, me pasé la adolescencia enganchado al Plus gracias a Friends, en House encontré la acidez que me caracteriza y Breaking Bad me parece una obra maestra. Devoro patatas fritas y gané en Spoiler disfrazado de Sherlock, lo típico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s