AMC avanza el tráiler de Preacher

Esta pasada madrugada, durante la publicidad del cuarto episodio de The Walking Dead, AMC ha emitido el primer tráiler de Preacher (Predicador), la adaptación televisiva del cómic de Garth Ennis y Steve Dillon.

Basada en la homónima novela gráfica, Predicador cuenta en tono de western la historia de Jesse Custer (Dominic Cooper) un predicador de un pequeño pueblo de Texas poseído por Génesis (una incestuosa criatura surgida de la relación entre un ángel y un demonio) para encontrar a Dios y hacerle pagar por sus pecados.

Durante esta búsqueda del Todopoderoso en la que se enfrentará a diversos enemigos y obstáculos, sagrados y profanos, le acompañan su novia Jesse (Ruth Negga) y un vampiro irlandés llamado Cassidy (Joseph Gilgun).

Preacher-Jesse-Custer

Preacher es una co-producción de AMC Studios y Sony Pictures Television que Seth Rogen y Evan Goldberg producen. Junto a ellos, Sam Catlin, guionista de Breaking Bad y del piloto de Predicador, ejercerá como showrunner, y Bill Pope (Darkman, El Ejército de las Tinieblas, Matrix, Spider-Man 2 y Scott Pilgrim contra el mundo) como director de fotografía.

Habrá que esperar hasta la midseason de 2016 para verla. Mientras tanto afilaremos los crucifijos.

Anuncios

The Walking Dead estrena la sexta temporada

Esta noche vuelve la sexta temporada de The Walking Dead a la parrilla española (Fox, 22:30), y quién me iba a decir a mí que seguiría viéndola, sobre todo tras aquella infumable segunda temporada en la granja.

Al final de la quinta temporada dejamos a Rick y los suyos casi tomando el poder, podemos decir que son la fuerza armada, de Alexandria. Esa ciudad fortificada ha visto mejores días y su tranquilidad pasó a mejor vida desde el día en el que la verdadera muerte, Rick y su santa compaña, aparecieron por allí invitados.

TWD_601_Platform_1920x1080
Daryl es el amo.

En el primer episodio de esta sexta tanda ‘First time again (La primera vez, otra vez)’ continúa la historia pocas horas después de lo acaecido al final de la quinta, cerrando una parte de esa historia y abriendo un nuevo conflicto. ¡Ay si los efectos especiales fuesen un poquito mejores! Lo que hubiera ganado ese cold open. Sin embargo, me ha gustado bastante el estilo visual de la narración, homenaje a Romero claro, y así diferenciar lo que está pasando con lo que ya ha pasado en la historia.

Una cosa está clara, los que se han quejado de falta de zombies en Fear The Walking Dead aquí se van a hinchar. Y yo, pues yo seguiré echándome unas risas con Rick y apostando por ver quién de los de su grupo lo traiciona antes.

Los Emmys se olvidan de Mad Men

La noche del 20 de septiembre de 2015 se recordará como la noche en  la que Juego de Tronos pasaba a la historia de los premios Emmy al conseguir 12 estatuillas en una única temporada, superando a El Ala Oeste de la Casa Blanca y los 9 galardones de su primera temporada. Todo un hito para una serie de corte fantástico en una entrega de premios poco dada a salirse por la tangente, y que precisamente se salió al conceder tantos galardones a la ficción de HBO.

Aunque muchos de nosotros recordaremos esa misma gala como la noche del ninguneo a Matthew Weiner y a Mad Men. La serie de AMC se despedía en la 67ª edición de los Emmys de las entregas de premios y tan sólo pudo rascar la limosna de la crítica (e incluso tuvo que arrastrarse) convertida en premio para Jon Hamm (JUSTICIA), quedándose a las puertas del reconocimiento en su cierre.

Jon Hamm sube al escenario para recoger el Emmy a Mejor Actor en Drama

Pero, ¿se merecía ese ninguneo Mad Men?  

Por todos es sabido que Matthew Weiner tiene fama de ogro, fama que le ha podido acarrear muchas enemistades que a la postre hayan llevado a que su serie no lograse obtener el reconocimiento que otra ficción de la casa sí tuvo el año pasado, Breaking Bad.

Y es que ése era nuestro palo ardiendo. Mad Men estaba en su último año y parecía, sólo lo parecía, que esta vez sí lo conseguiría, que sería una de esas series que con su última temporada se despiden por todo lo alto, que este año lograría que sus actores principales, guiones y serie acaparasen los premios y portadas de revistas y blogs. Sólo fue un espejismo, y nosotros unos ilusos. Desde que se dejó de premiar a la serie de los publicistas de Madison Avenue hemos venido reclamando algo que nunca iba a suceder.

Peggy Olson sigue sin creérselo

Nos creímos nuestros propios embustes y convencimientos de que este era el año de Hamm, de Weiner, de Moss y  Hendricks. Estábamos tan embelesados con la presentación del Carrusel de Kodak que no vimos a ese ejército de caminantes blancos acercarse peligrosamente a las puertas del éxito. Ese éxito, que con una puñalada tan George R.R. Martin, tan Guardia de la Noche cabreada con su líder, le han asestado los Emmy a Mad Men.

Pobre Joan Harris.

Mad Men es una serie que ha marcado una época en la televisión, un icono y referencia cultural que se mantendrá a lo largo de los años en nuestras retinas, y a la que nos remitiremos en múltiples ocasiones cuando dialoguemos de buenas series. Ése es el legado de Matthew Weiner. Por su parte Jon Hamm nos lega a Don Draper, un impostor que a todos nos cautivó hasta el último momento, y un gran speech de despedida. Namaste Don.

Fear The Walking Dead. El apocalipsis tiene un ritmo pausado

Ayer se estreno Fear The Walking Dead la esperadísima precuela (no spin-off) de The Walking Dead. El rollo de la serie es mostrarnos los inicios del apocalipsis zombie que seguimos en la serie madre o principal, trasladándonos desde Atlanta a Los Ángeles. Así tendremos la oportunidad de conocer qué pasó en ese período de tiempo no visto desde que Rick Grimes entra en el hospital.

Continúa leyendo Fear The Walking Dead. El apocalipsis tiene un ritmo pausado

Better Call Saul: Piloto

Hace casi un par de años que abandonamos Alburquerque y Breaking Bad. Un par de años que se no han hecho eternos, a sabiendas de que existía un proyecto de retomar esa esencia, ese aroma que Vince Gilligan y Peter Gould nos mostraron y enseñaron a amar con su creación. Sabíamos de la existencia de Better Call Saul, sabíamos que teníamos miedo a lo que nos esperaba, aunque tal vez miedo no sea la palabra, más bien respeto, Intranquilidad, porque un spin-off crea esa sensación. ¿Para qué tocar algo tan bonito y cerrado como la magistral Breaking Bad? Pues para demostrarnos, una vez más, que estos señores que crearon una de las mejores transmutaciones del perdedor al todopoderoso lo han vuelto a conseguir.

Continúa leyendo Better Call Saul: Piloto