Easy: El indie se vuelve fácil

Es muy difícil no caer en la trampa que genera nuestro cerebro para valorar a la serie de Netflix, Easy, como una comedia indie “fácil” de ver, de olvidar, de dejar, de odiar, de retomar o de, finalmente, abandonar. Estos han sido los pasos que, en mi visionado de la ficción que se estrenara el pasado mes de septiembre, he seguido.

Easy Malin Akerman Orlando Bloom

En ningún momento me enganchó ni lo más mínimo, ni tan siquiera en las escenas de erotismo facilón (veis qué fácil es caer en la trampa), ni por las actuaciones de un reparto con caras bastantes conocidas como Orlando Bloom y Malin Akerman de la foto de arriba, o Michael Chernus, Elisabeth Reaser o la siempre dispuesta a enseñar mucho, Emily Ratajkowski. Nada.

Pese a que hay amigos que me recomendaron que le diera otra oportunidad, lo hice y desistí, ya la destripé un poco en este artículo y no tengo la necesidad de ver más series fáciles. Veis. Fin.

 

Anuncios