Hasta pronto Dr. Lecter

Hay un sentimiento indescriptible para los seguidores de las series y los fans compulsivos de algunas de estas ficciones: el final de su serie favorita. No se trata de la pérdida de un ser querido, ni mucho menos, ni tan siquiera del cierre de una empresa y la consiguiente pérdida de empleo. Es una sensación de perder todo un tiempo invertido en ver algo que te llena, te ha completado durante un largo período de tu simple y a la vez compleja vida, y pensar que no ha servido para nada. Ahí está el gran miedo al cierre de una serie, que el final no te deje con un buen sabor de boca, satisfecho, que no haya merecido la pena el tiempo invertido, pese a que por el camino hayas disfrutado como nunca. Todos nos acordamos de ‘Lost’.
Continúa leyendo Hasta pronto Dr. Lecter

Anuncios